viernes, 11 de noviembre de 2016

PROYECCIÓN DEL DOCUMENTAL "MEMORIA VIVA" · 26 Noviembre CNT CIUDAD REAL



























El próximo Sábado 26 de Noviembre a partir de la 19:00h,  tendrá lugar la  proyección del documental "MEMORIA VIVA", en el Local de CNT Ciudad Real (C/Lirio 8 · Ciudad Real).

La Confederación Nacional del Trabajo consiguió la jornada de 6 horas en el campo andaluz en el año 1936. Años antes había sido pionera a nivel internacional en la consecución de derechos laborales como la jornada de 40 horas semanales, el reconocimiento de la edad de retiro obrero, la erradicación del trabajo infantil o la reivindicación de los derechos de las mujeres trabajadoras.

Os presentamos un documental que recoge toda la trayectoria de este sindicato desde su fundación en 1910 hasta la actualidad contado por los protagonistas directos de la historia. Ahora es el momento de darles voz y poder difundir sus vivencias, una parte de nuestra historia aunque poco conocida más necesaria que nunca en los tiempos que corren.

Esta memoria colectiva nos lleva a la fundación en 1910 de la Confederación Nacional del Trabajo, siguiendo por sus luchas sociales más sobresalientes como la jornada laboral de las ocho horas, la revolución social que acompañó a la Guerra Civil, la represión y el exilio, la dictadura franquista, la Transición y hasta la época contemporánea.

Un documental que muestra una trayectoria de 100 años de lucha llegando al siglo XXI con más preguntas que respuestas: ¿Está todo perdido?¿Qué queda por hacer?

El proyecto Memoria Viva comenzó en 2009 con las grabación del homenaje realizado en París a los Exiliados Españoles y las victimas del Campo de exterminio nazi de Mauthausen con motivo del 70 aniversario del final de la Guerra Civil Española. Nuestro objetivo a partir de entonces se centró en la recogida del mayor número posible de testimonios ligados a la historia del anarcosindicalismo español. Dentro del marco de las actividades de celebración de los 100 años de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) terminamos de configurar nuestro proyecto, el sindicato decidió financiarlo y nos pusimos en marcha. 

Crónica Charla "Disponibilidad de la propia vida" a cargo de Lus Montes

















Este jueves, el Centro Cívico de Alcázar de San Juan ha acogido el acto ‘Disponibilidad de la propia vida’ en la que ha participado el doctor Luis Montes, presidente federal de Derecho a Morir Dignamente (DMD) en un acto presentado por la CNT. Tras la conferencia ha tenido lugar una charla-coloquio en la que los asistentes al evento han podido participar y consultar sus inquietudes respecto al tema.

“Hablar del sufrimiento ajeno es fácil, el sufrimiento tiene que hablarlo el ciudadano que lo padece”, ha manifestado Montes ya que “hay muchos ciudadanos que creemos que la vida nos pertenece y que podemos decidir si continuar viviendo o no”.

Montes, médico anestesista, fue coordinador del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, Madrid, donde trabaja como facultativo y que en 2005 fue acusado de aplicar la eutanasia a 400 enfermos en el mismo, y que ocho años fue absuelto de todos los cargos.

“En muchos países, como España, el ciudadano es el que toma la decisión de morir a través del suicidio simple en el que se toma la decisión y tiene una muerte trágica, violenta, y no nos merecemos esto”, ha apuntado el doctor Montes.

El presidente de DMD ha señalado que “alrededor del 80% de la población permitiría a los profesionales sanitarios ayudar y facilitar la muerte a los ciudadanos” ya que se han realizado estudios en los que los españoles aceptaríamos el cambio de ordenamiento jurídico, ha indicado Montes, cifras extraídas mediante estudios del CIS.

En palabras del doctor Montes, “el debate de la muerte digna es un debate cotidiano, fundamentalmente porque toda familia ha vivido el contexto de la muerte en su propio seno y la mayoría de los ciudadanos considera que la muerte que han vivido no es una mala muerte” por lo que la razón fundamental por la que sería adecuado aceptar el final de la vida es que “se quiere mejorar el proceso de morir de los ciudadanos”.

El problema con la muerte

El doctor Montes ha explicado que “venimos de una cultura judeocristiana en el que el tema de la disponibilidad de la propia vida para todos aquellos que creen en la sacralidad de la vida, es que la misma es un don recibido por esa sacralidad y que ellos pueden gestionar la vida pero no pueden decidir el momento”.

Como en todas las cuestiones, “otra serie de ciudadanos creemos que nuestra vida es nuestra y que podemos decidir, lo dificultoso es entender que esa mayoría social no tenga una respuesta en el ordenamiento jurídico y que sigamos con esa ideología que entiendo que es privada, que de las puertas de tu casa para dentro sea una norma en un estado de derecho y garantista”, ha matizado.

Problemas del doctor Montes en 2005

En 2005, Montes fue acusado de acabar con la vida de más 400 personas, tras lo que fue absuelto. “Han pasado ya 11 años, se han ido colocando las cosas en su sitio. Para mí la satisfacción es que en la página web de la Organización Médica Colegial venga el protocolo de la sedación paliativa”.

Desde este mismo año se comenzó a hablar de sedación paliativa como solución para el enfermo, “ahora es una práctica y el desarrollo integral de los cuidados paliativos contemplan una buena práctica médica”, ha comentado el doctor.

El especialista reivindica el derecho de disponer de la propia vida 8 años después de ser absuelto de sedaciones ilegales en Leganés.

Fuente: Mancha Información
Enlace Noticia

jueves, 27 de octubre de 2016

CHARLA - COLOQUIO_Disponibilidad de la Propia Vida



























El derecho a la vida lleva aparejado el deber de respetar la vida ajena, pero no el deber de vivir contra la propia voluntad en condiciones penosas.

La disponibilidad de la propia vida, la facultad para decidir sobre el propio devenir y su finalización sin sujetarse a opiniones o directrices ajenas a su voluntad es un bien innegociable.  Esta posición es absolutamente respetuosa con la libertad de cada individuo. Porque todos moriremos, a todos nos concierne la muerte.

Promovamos el derecho de toda persona a disponer con libertad de su cuerpo y de su vida, y a elegir libre y legalmente el momento y los medios para finalizarla, y defendamos el derecho de los enfermos terminales e irreversibles a, llegado el momento, morir pacíficamente y sin sufrimientos, si éste es su deseo expreso.